Tras muchos años buscando, comparando y comprando dominios o hosting web he llegado a la conclusión que no existe el hosting perfecto y si hablamos de opciones gratis, es perder el tiempo. Si buscas algo con algo de calidad hay que tener presente que será necesario pagar.

Según mi experiencia hay varios factores que ayuda claramente a decidir.

  • Idioma. Es muy importante poder comunicarte con fluidez. Si el idioma es un problema, mejor descartarlo.
  • Soporte técnico 24/365. Para mí, es el punto más importante. Hay que poder hablar y solucionar problemas en cualquier momento.
  • Especialización. Son muchos los servicios que no te ofrecen una ayuda de calidad y simplemente hablas con operadores telefónicos que no tiene ningún conocimiento de informática, programación o desarrollo web. Es para mí el factor que más influye en la elección de un proveedor de alojamiento web.
  • Precio. Hay más caros y más baratos y otros que pagas por un pack o simplemente por lo que usas.